sábado, 27 de diciembre de 2008

FUTBOL PERO CON PELO CORTO

Antes de que comenzara el entrenamiento. Llamaron a los tres.
Los jugadores se sentaron frente al escritorio, atestado de fotos bajo un cristal y un cenicero rebalsado de colillas.
- Buenas tardes caballeros los eh llamado para comunicarles que deben cortarse el pelo- Dijo desde atrás del humo el presidente del club.
Los tres, llevaban el cabello hasta los hombros.
La noticia nos los tomo por sorpresa, por los pasillos del club corrían los rumores. En la selecciona nacional de futbol, las tijeras ya habían hecho mella.
- No puedo cortarme el pelo- replicó Oscar.

- Mire, esto no se trata de querer o no, si usted no se corta el cabello. No podrá continuar en esta institución. Esto es una directiva que viene directamente de la AFA- sentencio el presidente.

- Me niego rotundamente a cortarme el pelo, hice una promesa que no puedo incumplir. Creo que entenderá usted mi situación - dijo Cardozo con un gesto de incomodidad.

- Usted está loco, firmé un contrato con una empresa de cosméticos - afirmó Saltanovich.

- Los contratos que usted tenga fuera de la institución no me interesan, debería considerarlos secundarios -dijo el presidente.

- Usted cree que mi desempeño futbolístico, tiene que ver con que lleve el pelo largo o corto - soltó Oscar con una sonrisa-, yo no me voy a cortar ni una mecha.

- Entonces tendrá contados los días en este club- amenazo el presidente.

- Quiero el pase a otro club, mi representante se encargara de todo, me duele dejar el club que me vio nacer, pero me parece una tontería lo que nos exigen -dijo Saltanovich mientras cruzaba los brazos.

- Bueno, yo creo que la virgen me perdonara. Voy a córtame el pelo - dijo Cardozo resignado.
- ¿Oscar que piensa hacer? -dijo el presidente ahora con una sonrisa en la cara.
- Voy a pensarlo- dijo con rabia en los ojos.
Oscar en un intento de picardía intento permanecer en el club. Apareció en el campo de juego con el pelo corto. A los dos minutos de comenzar el partido, reventó la red contraria con un zapatazo seguido de gol, corrió con los brazos abiertos, dio un salto, y de su cabello saltaron mechas largas. Los ganchos habían dejado escapar su melena, que flameaba como una bandera. La tribuna dejo de festejar el gol, un silencio invadió el estadio, alguien había desafiado a la AFA.
Al instante el técnico realizaría el cambio de jugador y Oscar salió al banquillo para abandonar el club.

Por su lado, Cardozo se sometió a la tijera, y como si una maldición le cayera sobre los hombros, se lesiono en el primer partido con pelo corto.
Saltanovich, engroso su cuenta bancaria con una pase millonario al Manchester.
Oscar abandono el futbol. Para comenzar una vida alejado del rectángulo verde.

2 comentarios:

argentalico dijo...

Hola!
Felicidades por el blog y por lo de "La Voz", Gracias! ;-)a

boxi dijo...

che culiado soy cardozo y te voy a reventar la jeta por publicar mis cosas... ya vas a volver a cordoba maricón